Sábado 18 de Noviembre del 2017

budismo.com Centro Budista de la Ciudad de México
      Aclarando los principios y las prácticas del Budismo en el mundo.

Listado de noticias

Noticias

2 de abril, 2013
Wu Daozi: el pintor sabio de China

Enfocado en la fuerza espiritual interior, representó las mejores imágenes de Buda

Wu Daozi (686-760) fue el mejor artista de la dinastía Tang. Sus pinturas cubren amplios aspectos, incluyendo deidades, pájaros, flores, paisajes, carros, armamentos, puentes, edificios, etc. Fue especialmente bueno representado imágenes de Buda, lo que lo consagró como el pintor sabio de China durante miles de años.

Wu Daozi era franco por naturaleza, y para pintar se enfocaba en la fuerza espiritual interior en lugar de detalles triviales.

Sus pinturas eran magníficas en movimiento y fluidez, y la mayoría eran completadas en una sola sesión.

El emperador de Tang lo envió a contemplar un río y después dibujarlo. Wu regresó, pidió un rollo de seda liso y en un solo día pintó el paisaje de más de 300 kilómetros a lo largo de la orilla del río, y sin bocetos preliminares. A otros pintores de la corte le habría tomado meses para completarlo. También se dice que mientras Wu Daozi dibujaba el halo envolvente de la cabeza de Buda en un mural, puso las pinceladas directamente sin dibujar las medidas primero.

Hay un relato que cuenta que cuando Wu tenía que preparar la dote para la boda de su hija según las costumbres, no pudo ofrecer un regalo considerable, porque había hecho muchas pinturas por caridad y no tenía dinero para pagarla. Entonces pintó todo el día para su hija y colocó sus obras en un estuche, concediendo sus pinturas como dote.

El yerno era un hombre codicioso y arrogante. Al no ver oro y joyas en la dote, sólo algunas pinturas que no sabía cómo apreciar, quedó hirviendo de rabia. Un día, mientras la hija de Wu Daozi salió de paseo, sacó las pinturas de la caja sin mirarlas y empezó a quemar todos los cuadros uno por uno. La joven regresó justo a tiempo para salvar la última pieza de pintura, un dibujo de una manta dibujada en tela de seda. Tras la pelea, la esposa durmió desnuda en otra habitación con la pintura entre sus bazos.

A la mañana siguiente, su esposo despertó y vio a su mujer cubierta con un tejido. Cuando su esposa enrolló la colcha, ésta se convirtió en un pergamino. El esposo quedó aturdido por la vívida pintura y con profundo pesar.

Todos los mitos alrededor de sus pinturas vienen del alto reino espiritual de Wu Daozi. Sus obras más famosas eran de temáticas budistas, y exhibían las características de los trajes tradicionales chinos.

Si bien el predominio chino en temas religiosos influenció profundamente a las generaciones futuras, no hubo en la historia de China ningún artista capaz de competir con Wu Daozi.

Fuente: http://www.lagranepoca.com

lo nuevo en Budismo.com

 

Centro Budista de la Ciudad de México

D.R. 2009 Centro Budista de la Ciudad de México A.C.
Jalapa 94 Col. Roma Norte Del. Cuauhtémoc Código Postal 06700, México D.F.
Teléfonos: 5525 4023 / 5525 0086
aobo@budismo.com Nuestra Política de Privacidad