Jueves 2 de Octubre del 2014

budismo.com Centro Budista de la Ciudad de México
      Aclarando los principios y las prácticas del Budismo en el mundo.

Listado de noticias

Julio, 2007
El Dalai Lama visita Australia y China pone el grito en el cielo

El pasado mes de junio, 2007, el Dalai Lama hizo una visita a Australia, donde fue recibido con mucho interés y simpatía. Tuvo una reunión con el Primer Ministro John Howard y antes sostuvo algunas pláticas con un grupo de parlamentarios en Canberra y con Kevin Rudd, el líder de la oposición federal.

La protesta china
Por supuesto, como sucede cada vez que el Dalai Lama visita algún país, el Gobierno de la República Popular de China lanzó prontas protestas para intimidar a los australianos, con el consabido argumento de que el aparentemente inocente monje de 71 años, en realidad, es un agitador, exiliado político, que hace labores de separatismo para perturbar y sabotear la unidad en China.

Les hacen lo que el viento a Juárez
Como ha sucedido en la mayor parte de los pueblos maduros, el comentario chino no estremeció en absoluto a los australianos, que en su muy particular estilo le hicieron saber a su principal socio comercial que, por lo que a ellos se refería, China podía decir misa. “Después de todo”, comentó Alexander Downer, Ministro de Relaciones Exteriores de Australia, “el Dalai Lama representa para nosotros una figura religiosa y no un político. Siempre será bienvenido a nuestro país y bien hará China en respetar el sistema democrático que nos rige”.

Vientos de libertad
No procedieron los chinos a declarar la guerra ni mucho menos. Ya están acostumbrados a esos desaires, por una parte y, por la otra, ¿a quién van a vender tanto producto “made in China” si se enemistan con cuanto simpatizante tiene el célebre “Océano de Sabiduría” y Premio Nóbel de la Paz en 1989?  Precisamente cuando acudió a recibir esta distinción, merecida por promover el pacífico entendimiento entre los pueblos y respaldar la libertad y autonomía del Tíbet sin recurrir a la violencia, el Gobierno chino hizo la consabida amenaza a los noruegos, con la típica cantaleta de que las relaciones entre ambos pueblos podía salir severamente lastimada. Incluso, insinuaron que retirarían todo su apoyo comercial al país nórdico. Al rey de Noruega le pareció muy interesante la opinión china y sin más rodeos recibió al Dalai Lama y le otorgó el importante galardón.

En el país de la China Poblana
En octubre del 2004, durante el gobierno del presidente Vicente Fox, el Dalai Lama visitó México y los representantes chinos le corrieron al legendario mandatario mexicano la cortesía tradicional. El Lic. Fox temió que la infinidad de vendedores ambulantes que sostienen al mercado mexicano se viera, de un día para otro, sin la preciada mercancía que ofrece en sus puestos y en los vagones del metro y decidió que mejor fuera al aeropuerto alguno de sus muchachos, a recoger al Dalai Lama, no como representante del Gobierno Tibetano en el Exilio (¡Dios no lo permita!) sino como una curiosidad folklórica que había que resguardar muy bien. Así que se aguantó las ganas y nunca se reunió con él, a diferencia de su esposa, menos impresionable por fuerzas que poco le decían.

En todas partes se cuece arroz
Lo cierto es que siempre hay que tomar las debidas precauciones y no desafiar tan abiertamente la ira de millones de chinos. Antes de ir a tomar el té con Su Santidad, el XIV Dalai Lama, el Primer Ministro Mr. Howard tranquilizó al gigante asiático, declarando que el gobierno australiano reconocía la soberanía china sobre el Tíbet. Diplomacia ante todo.

Nadie los comprende
Las amables declaraciones del señor Howard no impidieron que a los chinos les doliera el orgullo. Desde que decidieron invadir el país de las nieves en 1959, Mao Tse Tung y sus descendientes han impuesto su particular punto de vista más por la misma vía de la fuerza y el poder del dinero que por una aceptada convicción. No cesan de quejarse de que el mundo no entiende que su presencia en el Tíbet obedece a nobles fines de progreso y civilización. Sin embargo, de todos modos, en ese sentido, le parezca bien al resto del planeta o no, China tiene al Tíbet por el mango.

Vox Pópuli
Fuera del sartén chino la situación es otra. Multitudes de australianos han seguido los diversos eventos programados con el líder tibetano y se reunieron con él en el Zoológico de Queensland para escuchar al Dalai Lama, que dio una charla sobre conciencia ambiental. Por cierto que la directora de ese parque es la viuda del famoso cazador de cocodrilos, Steve Irwin, que murió el año pasado. Tanto ella como su esposo establecieron hace tiempo fuertes lazos con un monasterio budista de la localidad. 

Fuente: www.news.bbc.co.uk
Oscar Franco

 

lo nuevo en Budismo.com

 

Centro Budista de la Ciudad de México

D.R. 2009 Centro Budista de la Ciudad de México A.C.
Jalapa 94 Col. Roma Norte Del. Cuauhtémoc Código Postal 06700, México D.F.
Teléfonos: 5525 4023 / 5525 0086
aobo@budismo.com Nuestra Política de Privacidad