Viernes 25 de Julio del 2014

budismo.com Centro Budista de la Ciudad de México
      Aclarando los principios y las prácticas del Budismo en el mundo.

Listado de noticias

Marzo 7, 2011
Reportaje sobre el templo budista de Borobodur, el monumento más visitado en la musulmana Indonesia


Imagen: Stupas en el templo de Borobodur.

La atracción turística más visitada en la musulmana Indonesia es paradójicamente el templo budista de Borobodur, que durante siglos permaneció oculto entre la espesa jungla de la isla de Java.


Sir Thomas Stamford Raffles, regente británico de la isla, descubrió el imponente complejo en 1814, olvidado durante siglos entre la vegetación tropical. El santuario levantado en el siglo IX cayó en desuso a partir del siglo XIII, cuando los reinos budistas e hinduistas perdían fuerza en Java y, por contra, el islamismo se abría paso entre la población.

Borobudur es un monumento en forma piramidal compuesto por más de 2.500 relieves, nueve plataformas, 55.000 metros cúbicos de piedra de origen volcánico y centenares de estatuas de Buda.

Erigido durante la dinastía Sailendra y de planta cuadrada, el elemento más característico del conjunto son las 72 "estupas" (relicarios que simbolizan una mente iluminada) en forma de campana que coronan sus diversas terrazas.

Su disposición obliga al visitante a ascender a cada una de las plataformas por tortuosas escaleras y transitar por un recorrido cuya última parada es la iluminación budista: el nirvana.

Ubicado a unos 50 kilómetros de la ciudad de Yogyakarta y flanqueado por dos ríos y varias montañas, Borobudur era un centro de peregrinación para budistas de todo el Sudeste Asiático.

Probablemente por este motivo, a pocos kilómetros del templo se encuentran los santuarios menores de Medut y Pawon, construidos en una enigmática línea recta con Borobudur.

El monumento ha sido sacudido por terremotos, erupciones volcánicas y otros desastres naturales, y tampoco ha contado con la clemencia del hombre.

Durante siglos la ceniza que emanaba de los volcanes gemelos Merapi y Sundoro ha corroído la piedra de Borobudur, y en 1911 un rayo destruyó parte de las "estupas" de la cumbre.

El 21 de enero de 1985, nueve bombas destrozaron nueve "estupas", en un atentado perpetrado por islamistas que se oponían a las políticas del entonces presidente Suharto.

Hace cuatro meses, el Merapi volvió a rugir y sus violentas erupciones mataron a más de 300 personas y dejaron una capa de ceniza de tres centímetros de grosor sobre la piedra del santuario.

"El proceso de rehabilitación necesitará entre dos y tres años para devolver a Borobudur a la condición en la que se encontraba antes del desastre", explicó el portavoz del Ministerio de Turismo de Indonesia, Yunus Satrio.

Pero quizás el elemento destructivo es la venta rapaz que practican los comerciantes de la zona y el turismo masivo que recibe el complejo.

En temporada alta, alrededor de 9.000 personas lo visitan al día, todas ellas obligadas a pasar por el laberíntico mercadillo de recuerdos extravagantes con tenderos diestros en las más agresivas técnicas de venta.

Las cifras lo convierten en el monumento más visitado por los indonesios en todo el país, la solemne joya heredada de un tiempo en el que un maremágnum de culturas compartía el mayor archipiélago del mundo.

Su popularidad creció a partir de que la Unesco lo declaró Patrimonio de la Humanidad en 1991 y aportó más fondos para su restauración y cuidado.

Este organismo de Naciones Unidas advirtió en un informe publicado en 2010 de que la nueva batalla se librará contra la erosión y el "vandalismo de los visitantes".

Los cimientos de sureste del templo comienzan a desestabilizarse por la pérdida de firmeza del piso y las "estupas" y relieves acusan la erosión ocasionada por las manos curiosas de los turistas que no dudan en pasar por alto las advertencias que prohíben tocar las piedras.

Mientras todavía es posible encontrar en Borobudur monjes budistas que cumplen el ritual diario de rezos, el histórico mal hado del templo y las masas de turistas que lo visitan hacen pensar que el nirvana se encuentra ahora un poco más lejos.

Sitio: canalpatrimonio.com

lo nuevo en Budismo.com

 

Centro Budista de la Ciudad de México

D.R. 2009 Centro Budista de la Ciudad de México A.C.
Jalapa 94 Col. Roma Norte Del. Cuauhtémoc Código Postal 06700, México D.F.
Teléfonos: 5525 4023 / 5525 0086
aobo@budismo.com Nuestra Política de Privacidad