budismo.com Centro Budista de la Ciudad de México
      Aclarando los principios y las prácticas del Budismo en el mundo.

La unión con la pureza fundamental
A medida que profundizamos en nuestra concentración sobre la radiante figura que está por encima de nosotros, diversas gotas de rocío de blanco néctar luminoso se forman sobre el HUM y la guirnalda de mantra blanco. Las gotas se van haciendo más pesadas, llenas y, lentamente, comienzan a caer. Fluyen hacia el interior del cuerpo de Vajrasatva y tocan nuestra coronilla. Las gotas de néctar son frías, apaciguadoras y sanadoras. Fluyen al interior de nuestro cuerpo, gota tras gota, resplandecientes. Nos sentimos muy refrescados.

El ritmo del néctar que cae se acelera. Las gotas ya no se pueden distinguir. Se convierten en una corriente fluida y sanadora que el corazón de Vajrasatva vierte en nuestro cuerpo y nuestra mente. El chorro de luz va lavando todo nuestro karma torpe, nuestras acciones necias, nuestro egoísmo. Incluso, lava las enfermedades físicas. Nos desprendemos de las nubes oscuras.

La liberación primordial

Las letras que giran en el corazón de Vajrasatva refuerzan la purificación. Dan vueltas alrededor de HUM, cantando el sonido del mantra. Una por una, las cien sílabas nos devuelven a nuestro verdadero hogar, nuestra verdadera naturaleza.

El resplandeciente néctar luminoso nos limpia hasta de nuestra naturaleza de carne y hueso, nacida para morir. Nuestro cuerpo se torna como una perfecta jarra de cristal. Este recipiente de luz con forma corpórea se llena por completo del néctar blanco. Nos sentimos ligeros, puros y libres como el cielo azul.

Mantra de Vajrasatva

En su naturaleza más honda los mantras son, en esencia, intraducibles. No obstante, algunos maestros han procurado hacer una traducción que nos puede dar una idea de lo que significa el mantra de Vajrasattva.

La transliteración que aquí presentamos se basa en una forma del mantra tal como la otorgo a algunos de sus discípulos el maestro Dudjom Rimpoché.

Empieza diciendo: “Om Vajrasatva samaya” (cuando adoptas una sadhana o practica de visualización, haces un samaya, o un compromiso, voto con la figura que vas a visualizar, prometiendo mantener esa práctica con regularidad. Si lo haces fielmente, la figura que visualizarás, por su parte, te obsequiará los frutos de la práctica).

Om Vajrasatva samaya
Manupalaya
Vajrasatva ‘tvenopatishta
Drdho me bhava
Sutosyo me bhava
Suposyo me bhava
Anurakto me bhava
Sarva siddhim me preecha
Sarva karma sucha me
Chittam shreyah kuru hung
¡Ja, ja, ja, ja, jo!
Bhagavan sarva tathágata
Vajrama me muncha
Vajri bhava
Mahasamayasatva
¡Ah! ¡Hung! ¡Phat!

Om, juro a Vajrasatva,
aquel que defiende a los hombres,
con tu esencia, señor del vajra, permanece a mi lado,
Se tu firme por mi,
Que estés contento por mi,
que estés complacido por mi,
siente profundo amor hacia mí,
concédeme todas las perfecciones,
purifica todo mi karma,
y haz de mí una mente mejor.
(risa)
¡Benditos sean todos los budas!
Ustedes, semejantes a los vajras, ¡libérenme!
Sean, en verdad, de la naturaleza del vajra.
Gran héroe de mi compromiso.
¡Ah! ¡Hung! ¡Phat! (¡Que se vaya el mal!)

(¡Phat! Es un sonido que se usa para someter a los demonios)

Vajrasattva y su relación con la muerte
Vajrasattva tiene una relación especial con la muerte y es común cantar su mantra para ayudar a quien acaba de fallecer. La cercanía de la muerte es el momento en que nuestras acciones pasadas, hábiles o torpes, vienen a nosotros de manera más íntima y es, asimismo, el momento en que se puede determinar nuestro futuro renacimiento. Por lo tanto, en esos instantes necesitamos, más que nunca, invocar la pureza esencial de Vajrasatva para que nos ayude a purificar nuestro karma.

Vajrasattva y la confesión espiritual
De igual manera, Vajrasattva guarda relación con el acto de la confesión. Cada vez que nos confesamos, que nos revelamos abriéndonos tratamos de soltar el acto torpe que estamos confesando. Si la confesión es sincera podemos llegar a experimentar por lo menos un poco de nuestra verdadera naturaleza de Vajrasatva.

Fuente: Teachers of Enlightenment, Kulananda, Windhorse Publications

1   2

lo nuevo en Budismo.com

 

Centro Budista de la Ciudad de México

D.R. 2010 Centro Budista de la Ciudad de México A.C.
Jalapa 94 Col. Roma Norte Del. Cuauhtémoc Código Postal 06700, México D.F.
Teléfonos: 5525 4023 / 5525 0086
aobo@budismo.com Nuestra Política de Privacidad