budismo.com Centro Budista de la Ciudad de México
      Aclarando los principios y las prácticas del Budismo en el mundo.

Qué piensa el budismo de...
Myanmar antigua Birmania en crisis


Foto ©

Entre el 2 y 3 de mayo de 2008, el enorme ciclón Nargis azotó la región meridional de Birmania (país al que la Junta Militar gobernante llama Myanmar). Como resultado de la tragedia, los medios estatales birmanos calculan que el número de muertes oscila alrededor de 23 mil. Es bien sabido que las cifras oficiales suelen estar muy por debajo de la realidad. Una semana después del desastre las estimaciones de los organismos internacionales parecen más confiables. Fuentes de la ONU hablan de hasta 110 mil muertos, más de 35 mil desaparecidos y se teme que el número de damnificados que hay sea un millón y medio.La tragedia no se debe sólo al fenómeno natural. En gran medida ha sido producto de las deficientes acciones del gobierno de la Junta Militar. Una rígida dictadura detenta el poder en Birmania desde 1988 y como pesa sobre ella la presión internacional, ya que ha desconocido los resultados de anteriores elecciones democráticas, hace tiempo que en el interior del país se han prohibido las comunicaciones con el extranjero. De tal modo, lo que en cualquier parte del mundo se sabía muy bien, gracias a la tecnología actual, la población birmana no lo podía conocer. Un ciclón se acercaba y aun cuando los generales lo sabían, impidieron que el pueblo se previniera. No hubo avisos ni se evacuaron las zonas que evidentemente resultarían más afectadas.Tan pronto como ocurrió el tornado, los gobernantes militares emitieron una solicitud de ayuda internacional. Sin embargo ahora, cuando impera el caos, la Junta retrasa desesperantemente el proceso de ayuda exterior. No han querido permitir la entrada de los expertos en desastres y se dice que han incautado los primeros envíos de víveres y artículos que llegaron al país. El subsecretario general para Asuntos Humanitarios de la ONU (OCHA), John Holmes, declaró el pasado 9 de mayo que las gestiones ante las autoridades birmanas sólo habían permitido la llegada a Rangún (capital de Birmania) de cuatro aviones con alimentos y que apenas se había permitido la entrada a dos de los cinco miembros del equipo de expertos que se encargarían de evaluar la magnitud del desastre.Hasta el pasado 10 de mayo, el Ministerio de Exteriores birmano seguía sin responder a la mayoría de las solicitudes de visas que la ONU y otros organismos internacionales habían hecho para acceder a la zona afectada. Se habían solicitado ya más de 100 visados pero ni siquiera se habían autorizado diez de ellos. 


Un comentario para este artículo

  1. Haruka comenta:

    ¿Qué piensa el budismo sobre el conflicto religioso entre budistas y musulmanes rohingya en Birmania?

Escribe tu comentario

lo nuevo en Budismo.com

 

Centro Budista de la Ciudad de México

D.R. 2010 Centro Budista de la Ciudad de México A.C.
Jalapa 94 Col. Roma Norte Del. Cuauhtémoc Código Postal 06700, México D.F.
Teléfonos: 5525 4023 / 5525 0086
aobo@budismo.com Nuestra Política de Privacidad