budismo.com Centro Budista de la Ciudad de México
      Aclarando los principios y las prácticas del Budismo en el mundo.

Hago una reverencia ante los venerables lamas.

Explicaré lo mejor que pueda
la esencia de todas las enseñanzas del Conquistador,
el sendero alabado por los pupilos del Conquistador,
la entrada para los afortunados que desean la liberación.

Escuchen con la mente clara. ¡Oh, afortunados,
que dirigen sus mentes al sendero que complace al Buda,
que se esfuerzan por hacer buen uso del ocio y la oportunidad
y que no se sienten apegados a las alegrías del samsara!

Quienes tienen un cuerpo están atados por su anhelo de existir.
Sin una renunciación pura no hay modo de sosegar
la atracción hacia los placeres del samsara.
Por eso, desde un principio, busca la renunciación.

El tiempo libre y la oportunidad son difíciles de encontrar.
No hay tiempo que perder, da marcha atrás a la atracción por esta vida.
Da marcha atrás a tu atracción por las vidas futuras. Piensa una y otra vez
en los infalibles efectos del karma y en la miseria de este mundo.

Al contemplar eso, cuando ni por un instante
desees los placeres del samsara
y día y noche te mantengas resuelto a lograr la liberación,
habrás producido la renunciación.

La renunciación sin una mente bodhi pura
no da por resultado la dicha perfecta
de la insuperable iluminación.
Por lo tanto, los bodhisatvas generan una excelente mente bodhi.

Barridos por la corriente de los cuatro ríos poderosos,
atados por los fuertes lazos del karma, tan difíciles de desatar,
atrapados en la red de hierro de querer conseguir todo para sí,
envueltos por completo por la oscura niebla de la ignorancia,

naciendo y renaciendo en un samsara sin rumbo,
atormentados sin compasión por los tres infortunios
todos los seres, tus madres, se encuentran en esta condición.
Piensa en ellos y genera una mente bodhi.

Aunque practiques la renunciación y una mente bodhi,
sin sabiduría, la profunda percepción de la vacuidad,
no podrás cortar la raíz del samsara.
Así que esfuérzate por comprender el origen dependiente.

Aquél que ve lo infalible de la causa y el efecto
de todos los fenómenos en el samsara y el nirvana
y destruye todas las falsas percepciones
ha entrado en el sendero que complace al Buda.

Las apariencias infaliblemente son el origen dependiente,
la vacuidad está libre de aseveraciones (de existencia o inexistencia).
Mientras veamos como algo diferente estas dos comprensiones
no lograremos tener el ánimo del Buda.

Cuando ambas percepciones son simultáneas y concurren,
basta un vistazo al infalible origen dependiente para que surja una cierta
comprensión que destruya por completo cualquier suerte de atadura mental.
En ese momento el análisis de la visión profunda es total.

Las apariencias eliminan el extremo de la existencia.
La vacuidad disipa el extremo de la inexistencia.
Cuando comprendes el surgimiento de la causa y el efecto desde la perspectiva
de la vacuidad ya ninguno de los puntos de vista extremos te cautiva.

¡Hijo, cuando logres comprender las claves
de los tres principios del sendero
no dependas más que de la soledad y el esfuerzo decidido
y, pronto, alcanza la meta final!
(Door of Liberation, pp. 135-137)

Fuente: Teachers of Enlightenment, Kulananda, Windhorse Publications.

1    2

lo nuevo en Budismo.com

 

Centro Budista de la Ciudad de México

D.R. 2010 Centro Budista de la Ciudad de México A.C.
Jalapa 94 Col. Roma Norte Del. Cuauhtémoc Código Postal 06700, México D.F.
Teléfonos: 5525 4023 / 5525 0086
aobo@budismo.com Nuestra Política de Privacidad