budismo.com Centro Budista de la Ciudad de México
      Aclarando los principios y las prácticas del Budismo en el mundo.

Ejemplo del estilo de vida Zen en Occidente II

Centro Zen de San Francisco
El Centro Zen de San Francisco, fundado por el maestro zen japonés Roshi Shunryu Suzuki a finales de la década de los 50, también se basa en la tradición japonesa del budismo Zen soto.

Gran número de practicantes
La sangha del Centro Zen, una extensa comunidad de practicantes que cuenta varios miles de personas, se enfoca en tres centros de práctica en California (el Centro Zen de San Francisco, el Centro Zen Green Gulch y el Centro Tassajara Mountain). Aunque no mantienen relaciones formales con la jerarquía soto de Japón, en los últimos años han empezado a registrar a sus jefes religiosos en los Sotoshu japoneses y están colaborando con ellos en proyectos de traducción.

El énfasis del Centro Zen se basa en la identidad que hay entre la práctica y la realización.

Practicar la vía con sinceridad es, en sí, la iluminación. No hay un hueco entre la práctica y la iluminación o entre el zazen y la vida cotidiana. (Yuho Yokoi, Zen Master Dogen: An Introduction With Selected Writings, Nueva York/Tokio, 1976).


Foto ©

Mente Zen, mente de principiante

Esta manera de acercarse al Dharma se popularizó en Occidente con el famoso libro de Roshi Suzuki, Mente Zen, Mente de Principiante. Esta obra se basa en charlas ofrecidas a los estudiantes y se publicó por primera vez en 1971. Sigue siendo uno de los libros de zen más vendidos.

La no dualidad y sus peligros

De acuerdo con Dogen, el fundador medieval japonés del soto y cuyas enseñanzas abrazó Roshi Suzuki, la práctica sincera es la realización; la atención cuidadosa a los detalles de la vida es la iluminación. Cuando hay una estrecha atención el dualismo cede y aparece la no-dualidad. Son palabras peligrosas porque, como reconoce Norman Fischer, una de las dos personas que actualmente fungen como abad del Centro Zen, nos pueden llevar a una forma de confusión bipolar al justificar, por un lado, una especie de práctica floja en la que casi cualquier cosa se puede ver como si fuera El Camino y, por otra parte, un modo de practicar formalmente rígido en el que los más ínfimos detalles se enfaticen con una exageración que raye en lo cómico:

"¿Está bien planchada la costura de mi manto?" El enfoque correcto, dice, "...enfatiza la iluminación sin exteriorizarla ni conceptualizarla y, por lo tanto, olvidando que en verdad está presente en cada momento de nuestras vidas".
"Eres perfecto tal como eres, pero está bien que hagas algunas mejoras".

El Centro Zen la da una gran importancia a la práctica formal y enfatiza aspectos como el comportamiento, la conducta adecuada en el zendo y el trabajo en la cocina (Dogen es muy famoso por sus Consejos para el Jefe de la Cocina, un tratado sobre la importancia de la práctica en la cocina). En los últimos años también se ha resaltado mucho el valor de la comunicación y el trabajo directo con las emociones, prácticas que no son características del soto japonés. Todo esto se hace en el espíritu del soto, el cual enfatiza la no-dualidad (todos somos budas ya) en tanto que reconoce la necesidad clara de una práctica continua. Como dice Roshi Suzuki: “Eres perfecto tal como eres, pero está bien que hagas algunas mejoras”.

Clarificar la trasmisión

Si bien su meditación formal y sus prácticas rituales se adhieren mucho a las formas del soto (con algunos cantos en inglés), el Centro Zen lleva ya un largo tiempo participando en el proceso que busca clarificar la manera en que se están transmitiendo las enseñanzas a los occidentales. Hay dos áreas clave que se encuentran actualmente bajo ese debate.

Tradición, carisma o democracia
La primera de ellas se centra en la interrogante acerca del liderazgo y la jerarquía espiritual. El sucesor de Roshi Suzuki en el Centro Zen, el carismático estadounidense Roshi Richard Baker, fue uno de los maestros inmiscuidos en el centro de un nexo de escándalo que surgió en la escena del budismo norteamericano en la década de los 80. Se le acusó de conducta sexual impropia con una de sus estudiantes y de malversar el poder que le daba su puesto para llevar un estilo de vida inadecuadamente glamoroso. Al finales vio obligado a renunciar a su cargo de abad del Centro Zen.

La sangha del Centro Zen se ha dedicado de forma activa a descubrir las lecciones que debía aprender de los diversos traumas y consecuencias que aquel asunto le produjo. ¿Cuál es el sitio de la jerarquía espiritual en la vida budista? ¿Cuál es la relación adecuada que debe establecerse entre estudiantes y maestros? En los años más recientes, por ejemplo, han instituido un sistema para elegir a quien ocupará el cargo de abad, por medio de un consejo integrado por los miembros de mayor edad y de una junta de directores elegida de manera democrática. Dos abades cumplen con un término que va de cuatro a siete años.

siguiente página

página anterior

lo nuevo en Budismo.com

 

Centro Budista de la Ciudad de México

D.R. 2010 Centro Budista de la Ciudad de México A.C.
Jalapa 94 Col. Roma Norte Del. Cuauhtémoc Código Postal 06700, México D.F.
Teléfonos: 5525 4023 / 5525 0086
aobo@budismo.com Nuestra Política de Privacidad