budismo.com Centro Budista de la Ciudad de México
      Aclarando los principios y las prácticas del Budismo en el mundo.

Ordenaciones para mujeres
Por el otro lado también se han comenzado a experimentar nuevas formas de adiestramiento para monjas, que en la atmósfera tan conservadora del budismo theravada en Tailandia no se habrían podido realizar.

En Occidente, las relaciones entre hombres y mujeres se manejan de manera diferente. En Tailandia es mal vista la proximidad entre ambos sexos. Incluso se sanciona el contacto visual, pero los monjes occidentales permiten un poco más de libertad en esta área y sus monasterios alojan tanto a hombres como mujeres (aunque los hombres que han recibido la ordenación, no importa qué tan jóvenes sean, siempre tienen prioridad en las ceremonias sobre las mujeres ordenadas).


Foto ©

No se espera la deferencia extrema tradicional
Los monjes amaravati no alientan entre sus patrocinadores laicos occidentales ese tipo de deferencia extrema que los laicos tailandeses les muestran a los monjes. Sin embargo, sí preservan muchas de las actitudes de deferencia, honor y respeto en la que tanto ha insistido la tradición theravada. En las comidas ceremoniales los monjes comen primero y ocupan siempre los sitios de honor, por ejemplo.

Se estimula a la práctica general
Mientras que el énfasis de su práctica se centra en el entrenamiento monástico, la Sangha Amaravati también guarda particular interés en el desarrollo de la práctica de sus seguidores laicos. Les enseñan a meditar, dirigen retiros, ponen a su disposición una amplia biblioteca budista y les ofrecen enseñanzas acerca de la práctica del Dharma. Asimismo, en tiempos recientes han instituido un programa de "adiestramiento upasika", que les permite a los laicos hacer un compromiso más formal con el entrenamiento espiritual.

Adaptación sensible a las diversas necesidades
Al adaptar su práctica a las condiciones occidentales, la Sangha Amaravati, más que la mayoría de los grupos budistas occidentales, se enfrenta con la necesidad de resolver una compleja serie de tensiones. Tienen que reconciliar las ideas preconcebidas de sus devotos laicos locales tailandeses, camboyanos y singaleses (los cuales contribuyen de manera sustancial a su manutención económica) y las percepciones de la Sangha en Tailandia con las necesidades de los practicantes occidentales. Todas las tradiciones budistas tienen sus posibles "vicios" y en el caso del theravada esto se manifiesta, quizá con mayor evidencia, como una rigidez peculiar que tienen los mojes, sobre todo con respecto a cuidar las apariencias. La habilidad de la Sangha Amaravati para efectuar adaptaciones se circunscribe de manera acorde.

Ejemplo del estilo de vida Thereavada en Occidente II


Insight Meditation Society
En tanto que la Sangha Amaravati se adhiere de un modo estrecho a la tradición theravada, la Insight Meditation Society, cuya base se encuentra en Barre, Massachussets y el Centro Spirit Rock, en Marin County, California, prefieren considerar que su inspiración viene de la tradición theravada pero que son independientes de la misma. Entre ellos, el IMS y el Spirit Rock son los epicentros de una red de maestros y discípulos que practican en lo que ha llegado a llamarse la comunidad vipassana.

Vipassana
Cuando se emplea en este sentido, vipassana se refiere a una forma de meditación con atención consciente que se halla en ciertas ramas del budismo theravada.

Fundadores del movimiento
Los tres fundadores del movimiento vipassana norteamericano, Joseph Goldstein, Sharon Salzberg y Jack Kornfield, estudiaron con maestros theravadines en Asia. Al regresar a Estados Unidos comenzaron a enseñar lo que habían aprendido, en especial dentro del contexto de retiros de meditación intensiva. Se enfocaban con mucha concentración en la práctica de la meditación. Jack Kornfield lo expresó así:

Queríamos ofrecer las poderosas prácticas de meditación de visión cabal interior como las realizaban muchos de nuestros maestros, de un modo tan sencillo como fuera posible, sin las complicaciones de los rituales, los mantos, los cantos y toda la tradición religiosa. (Gil Fronsdal, ‘The Treasures of Theravada: Recovering the Richess of Our Tradition’, en Inquiring Mind: A Semi-Annual Journal of the Vipassana Community, Otoño de 1995.)

Controversias inevitables
Lo cierto es que desde sus inicios, en 1974, la comunidad vipassana ha llevado la práctica de la meditación a decenas de miles de occidentales. En muchos aspectos han tenido un éxito sobresaliente. No obstante, su manera de abordar la práctica no se ha visto libre de críticas. Ajahn Amaro, un monje de la Sangha Amaravati que ahora vive en Estados Unidos, lo ha dicho de esta manera:

Varias de las personas que he conocido en Norteamérica han estado tomando retiros durante 15 ó 20 años y la verdad es que han logrado una gran concentración, pero me temo que no han encontrado mucha libertad.

Él dice que la razón es que ha habido una separación poco sana entre la vida común y los retiros.

Por supuesto, si a lo largo de 20 años estás tomando retiros puedes crear un enorme espacio interior, pero puede llegar a ser casi como un estado policial. Limpias las calles limpias de toda esa gente indisciplinada que había en tu mente, mas mientras las avenidas están tranquilas las guerrillas siguen activas en los subterráneos. De modo que cuando termina tu retiro empiezas a sentir que tu vida diaria es muy difícil y turbulenta. Entonces apenas puedes esperar a que por fin llegue el siguiente retiro... ...Aun cuando dentro de aquel espacio pudiéramos tener una mente brillante o experimentemos la ausencia del ego, esos estados existen en contrapunto con nuestra familia, la sociedad y todo el mundo fenoménico y físico. Sólo estamos en la mitad del camino... (‘The Happy Monk: Ajahn Amaro on Living Buddhism in the West’, entrevista en Inquiring Mind: A Semi-Annual Journal of the Vipassana Community, Otoño de 1995.)

Peligros reales del naciente movimiento
Además, apunta Gil Fronsdal, maestro vipassana al que le gustaría ver que la comunidad vipassana fortaleciera sus vínculos con el budismo theravada:

Es muy fácilmente posible que si no se extienden fuertes raíces en la antigua tradición, el movimiento vipassana norteamericano pierda su identidad budista y se funda en un entorno judeocristiano. (Ibíd.)

(Este peligro es latente no sólo para los movimientos nacientes del Theravada sino para todos las otras tradiciones budistas que se forman independientes de un tronco Oriental en Occidente)


página anterior

lo nuevo en Budismo.com

 

Centro Budista de la Ciudad de México

D.R. 2010 Centro Budista de la Ciudad de México A.C.
Jalapa 94 Col. Roma Norte Del. Cuauhtémoc Código Postal 06700, México D.F.
Teléfonos: 5525 4023 / 5525 0086
aobo@budismo.com Nuestra Política de Privacidad